bookkeeper-1016299_960_720

Sanciones por no el no depósito de cuentas en el Registro

En anteriores publicaciones hemos hecho referencia a las cuentas anuales, como por ejemplo el cambio de modelo para el depósito de cuentas de ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2016. Precisamente el mes de julio es el mes en el que, tradicionalmente, las empresas hacen el depósito de cuentas anuales, ya que su depósito ha de hacerse en el mes siguiente a la celebración de la junta general de accionistas, que suele producirse a lo largo del mes de junio de cada año. Con esta publicación queremos insistir en la necesidad del efectuar el depósito de cuentas en el Registro Mercantil.

Tal como indicamos en el párrafo anterior, y según nos indica el Instituto de Contabilidad  Auditoría de Cuentas (ICAC), el depósito de las cuentas anuales ha de ser dentro del mes siguiente a la aprobación de las cuentas anuales. El propio ICAC nos indica que las sociedades mercantiles han de presentar para su depósito en el Registro Mercantil del domicilio social de la sociedad la certificación de los acuerdos de la junta general de aprobación de las cuentas anuales y de aplicación del resultado, a la que se adjuntará un ejemplar de cada una de las cuentas, así como del informe de gestión y del informe de los auditores, cuando la sociedad esté obligada a auditoría o ésta se hubiera practicado a petición de la minoría. Si alguna o varias de las cuentas anuales se hubiesen formulado en forma abreviada, se hará constar así en la certificación con expresión de la causa. El ICAC, igualmente, indica algo muy importante a la hora de hacer esta publicación, que es lo siguiente: ejerce la potestad sancionadora por el incumplimiento por parte de las sociedades mercantiles de la obligación del depósito de cuentas anuales en el Registro Mercantil.

Precisamente, en relación con esta potestad sancionadora de la ICAC, ha salido en estas fechas en prensa la noticia de que el ICAC está “activándose” especialmente en la “caza” de sociedades que no han hecho el depósito de cuentas en el Registro Mercantil. Esta información periodística, haciéndose eco de fuentes del propio Consejo General de Economistas, indica cómo están siendo las sanciones que el ICAC está llevando a cabo, y son la siguientes:

  • 0,5 % del importe total de las partidas del activo más el 0,5 % de la cifra de ventas de la entidad que indique la última declaración ante la AEAT, declaración original que habrá de ser aportada al ICAC en caso de inspección. Si el importe de aplicar esos porcentajes a las cifras de activo y de ventas fuera mayor que el 2% del capital social la sanción será de este último porcentaje, pero con una reducción del 10%.
  • En caso de no aportar la declaración original antes indicada la sanción pasará a ser del 2% del capital social.

Esta noticia aparecida en prensa acaba con el “dicho” de que no hay implicación, más allá del cierre de la hoja registral, de la no presentación de cuentas anuales; e igualmente nos hace insistir a nuestros clientes y lectores en la necesidad de cumplir con las obligaciones registrales (sea depósito de cuentas, de libros, etc.).

office-932926_960_720

El emprendedor de responsabilidad limitada

La ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a emprendedores y su internacionalización, introdujo la figura del emprendedor de responsabilidad limitada, creando un marco jurídico que evita parcialmente que el emprendedor persona física responda de las deudas con todos sus bienes (regla general: art. 1911 del Código civil y art. 6 del Código de Comercio, responsabilidad patrimonial universal).

El artículo 7 de la ley de emprendedores establece: <<El emprendedor persona física, cualquiera que sea su actividad, podrá limitar su responsabilidad por las deudas que traigan causa del ejercicio de dicha actividad empresarial o profesional, mediante la asunción de la condición de “Emprendedor de Responsabilidad Limitada”, una vez cumplidos los requisitos en los términos establecidos en este Capítulo.>>.

En consecuencia, este régimen es aplicable a todos los autónomos, tanto empresarios como profesionales, no siendo necesario que se trate de una actividad nueva, sino que pueden acogerse al mismo empresarios o profesionales que ya estuviesen ejerciendo su actividad con anterioridad. No obstante lo anterior, no podrá beneficiarse de la limitación de responsabilidad el deudor que hubiera actuado con fraude o negligencia grave en el cumplimiento de sus obligaciones con terceros, siempre que así conste acreditado por sentencia firme o concurso declarado culpable.

A través de este régimen se excluye la vivienda habitual del emprendedor de la responsabilidad por deudas originadas por la actividad desarrollada, es decir, la vivienda habitual del emprendedor quedará protegida por dicha limitación de la responsabilidad, siempre y cuando su valor no supere los 300.000 euros.

En orden a lo expuesto, es preciso señalar que, este régimen solo protege al emprendedor frente a las deudas que tenga origen en su actividad empresarial o profesional, por tanto NO queda protegido frente a las deudas particulares o familiares ajenas al ámbito profesional. Asimismo, tampoco queda limitada su responsabilidad, aunque tengan su origen en su actividad profesional, por las deudas contraídas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, así como por las deudas contraídas con anterioridad a la inscripción como empresario de responsabilidad limitada en el Registro Mercantil.

Adquisición de la condición de emprendedor de responsabilidad limitada:

La condición de emprendedor de responsabilidad limitada se adquirirá mediante su constancia en hoja abierta al mismo en el Registro Mercantil correspondiente a su domicilio.

Será título para inmatricular al emprendedor de responsabilidad limitada:

  • Instancia suscrita con firma electrónica reconocida del empresario y remitida al Registro Mercantil de forma telemática.
  • Instancia suscrita firmada ante el Registrador Mercantil del domicilio o con firma legitimada notarialmente.
  • Acta notarial.

El emprendedor inscrito deberá hacer constar en toda su documentación su condición de <<Emprendedor de Responsabilidad Limitada>> o mediante la adición a su nombre, apellidos y datos de identificación fiscal de las siglas <<ERL>>.

Es preciso añadir que, para su oponibilidad a terceros, la no sujeción de la vivienda habitual a las resultas del tráfico empresarial o profesional deberá inscribirse en el Registro de la Propiedad.

Cuentas anuales

Por último, señalar que, el emprendedor de responsabilidad limitada deberá formular y depositar cuentas y, en su caso, someter a auditoría las cuentas anuales correspondientes a su actividad empresarial o profesional, perdiendo el beneficio de la limitación de responsabilidad con relación a las deudas contraídas, si no las hubiera depositado en el plazo de siete meses desde el cierre del ejercicio social.

 

 

 

calculator-925385_960_720

Comprobaciones antes del cierre del ejercicio

De cara al final de año siempre nos encontramos con que, por norma general, se produce también el final del ejercicio de las sociedades. De cara a ello hemos de irnos preparando para el cierre anual, proceso que la mayoría de las sociedades suele hacer a lo largo del primer trimestre del año.

 

Por todo esto vamos ha hacer un pequeño resumen sobre determinados pasos a tener en cuenta a la hora de enfrentar el cierre del año para la empresa.

 

En primer lugar hemos de hablar de nuestros clientes; hemos de tener en cuenta que efectivamente el saldo con clientes es el correcto y no hay ninguna factura pendiente de envío. De igual manera hay que tener en cuenta si hay clientes que tengan que pasar a dudoso cobro.

 

Tras ello tendremos en cuenta proveedores y acreedores; tendremos que comprobar que efectivamente se han recibido todas las facturas del año y no queda ninguna pendiente; y de igual modo hemos de recordar la periodificación de los gastos a repartir en varios ejercicios. Si tenemos facturas referidas al ejercicio que estimamos que recibiremos a lo largo del próximo ejercicio, debemos contabilizar la estimación del importe que nos facturarán.

 

Se hace la valoración de existencias, realizando el asiento de variación de existencias y comprobando si existen caídas de valor de las mismas.

 

Se repasarán los distintos impuestos presentados a lo largo del ejercicio; pudiendo aprovecharse para, por un lado, ir adelantando el resumen anual de los distintos modelos presentados, y por otro lado tener en cuenta que en el último trimestre podrán corregirse errores cometidos a lo largo del ejercicio.

 

En el campo de los sueldos y salarios se hará la comprobación de que tanto nóminas, como extras, como atrasos han sido correctamente abonados y, del mismo modo, correctamente contabilizados.

 

En cuanto a las cuentas financieras,  hemos de hacer un arqueo de caja para ver que efectivamente cuadra con contabilidad y se efectuarán las conciliaciones bancarias, con estas últimas lo que haremos será cotejar los saldos de contabilidad y el dinero que tenemos en las cuentas bancarias. En caso de que en las conciliaciones bancarias quedase algún importe pendiente ha de explicarse e indicarse cuando se va a producir la contabilización de la partida pendiente. De igual modo habrá que tener en cuanta los cambios de plazo (corto o largo) de los préstamos existentes y periodificación de gastos e ingresos financieros que se devenguen en el ejercicio.

 

Para el inmovilizado se tendrán que comprobar que efectivamente está contabilizado el inmovilizado existente en la compañía, teniendo en cuenta las altas y bajas que se hayan podido producir, y efectuar y comprobar las amortizaciones que se tengan que llevar a cabo. De igual modo se tendrán que comprobar y contabilizar el inmovilizado en curso que pudiese existir.

 

Este es un pequeño resumen de los puntos a tener en cuenta  a la hora de acercarnos al final del año para después afrontar el cierre en los primeros meses del año.

3d small people - concept of creating. 3d image. White background.

Tipos de sociedades

El artículo 38 de la Constitución reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado. Esto supone que toda persona tiene la posibilidad de llevar a cabo una actividad de lícito comercio.

A la hora de iniciar una actividad profesional o empresarial, una de las cuestiones  más importantes es elegir la forma jurídica que mejor se adapte al proyecto empresarial que se pretende poner en marcha.

Son muchos los autónomos que crean una sociedad para el ejercicio de su actividad. No por ello dejan de ser autónomos, pero sí cambian el estatus legal de su negocio y las obligaciones formales a cumplir.

Por otra parte, la pregunta típica que se hacen dos o más personas que deciden desarrollar un negocio en común es <<¿qué tipo de sociedad nos conviene?>> En este apartado te contamos los distintos tipos de sociedades y te ofrecemos una comparativa de las mismas.


personas fisicas 2

EMPRESARIO INDIVIDUAL

El empresario individual es una persona física que realiza en nombre propio y por medio de una empresa una actividad comercial, industrial o profesional.

No tiene una regulación legal específica y está sometido en su actividad empresarial a las disposiciones generales del Código de Comercio en materia mercantil y a lo dispuesto en el Código Civil en materia de derechos y obligaciones.

  • Características:
    • El empresario individual debe ser mayor de edad, tener plena capacidad jurídica y, por tanto, la libre disposición de bienes, y ejercer, por cuenta propia y de forma habitual, una actividad empresarial.
    • Control total de la empresa por parte del propietario, que dirige su gestión.
    • La personalidad jurídica de la empresa es la misma que la de su titular.
    • No precisa proceso previo de constitución (los trámites se inician con el alta de la actividad empresarial.)
    • No existe diferenciación entre su patrimonio mercantil y su patrimonio civil.
    • La aportación de capital a la empresa, tanto en su calidad como en su cantidad, no tiene más limitación que la voluntad del empresario.
  • Ventajas:
    • Es la forma que menos trámites necesita para la realización de su actividad.
    • Es una forma jurídica idónea para el funcionamiento de empresas de muy reducido tamaño.
  • Inconvenientes:
    • El empresario individual responde con su patrimonio personal de todas las deudas generadas por su actividad.
    • Si el empresario está casado puede dar lugar a que su actividad alcance al otro cónyuge, según la clase de bienes:
      • Los bienes propios de los cónyuges empresarios quedan obligados a los resultados de la actividad empresarial.
      • Los bienes gananciales pueden quedar obligados por consentimiento expreso o por presencia y consentimiento.
      • Los bienes privativos del cónyuge del empresario pueden quedar obligados por consentimiento expreso en escritura pública.
    • Si su volumen de beneficio es importante, puede estar sometido a tipos impositivos muy elevados.

LA COMUNIDAD DE BIENES

Contrato por el cual la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece pro indiviso a varias personas que formarán parte de la comunidad.

  • Características:
    • La Comunidad de bienes no tiene personalidad jurídica, se rige por el Código de Comercio en materia mercantil y por el Código Civil en materia de derechos y obligaciones.
    • Requiere la existencia de un contrato privado en el que se detalle la naturaleza de las aportaciones y el porcentaje de participación que cada comunero tiene en las pérdidas y ganancias de la Comunidad.
    • No exige aportación mínima. Pueden aportarse solamente bienes, pero no puede aportarse solamente dinero o trabajo.
    • Se exige un mínimo de 2 socios.
    • La responsabilidad frente a terceros es ilimitada.

LA SOCIEDAD CIVIL

Contrato por el que dos o más personas ponen en común capital, con el propósito de repartir entre si las ganancias.

  • Características:
    • Dos tipos de socios: socios capitalistas y socios industriales.
    • El capital está formado por las aportaciones de los socios, tanto en dinero como en bienes.
    • No exige capital mínimo legal para su constitución.
    • El número mínimo de socios será de dos.
    • La responsabilidad de los socios es ilimitada.
    • Tendrá o no personalidad jurídica propia en función de que sus pactos sean públicos o secretos. Cuando los pactos sean secretos se regirán por las disposiciones relativas a la Comunidad de bienes.
    • Pueden revestir todas las formas reconocidas en por Código de Comercio, según el objeto a que se destinen.
    • La Sociedad Civil se rige por el Código de Comercio en materia mercantil y por el Código Civil en materia de derechos y obligaciones.

 

TABLA PERSONAS FÍSICAS

  • Nota:  Las Sociedades Civiles con objeto mercantil, van a estar sujetas al Impuesto de Sociedades desde el 1 de enero de 2016, y por tanto ya no van a tributar como entidades en atribución por el IRPF.

SOCIEDADES MERCANTILES

Las sociedades mercantiles pueden constituirse bajo las siguientes formas:

SOCIEDADES MERCANTILES

SOCIEDAD COLECTIVA

Es una sociedad mercantil de tipo personalista (la causa de la asociación es la personal del socio, la cualidad de socio es intransmisible), en la que todos los socios, en nombre colectivo y bajo una razón social, se comprometen a participar en la proporción que establezcan, de los mismos derechos y obligaciones, respondiendo subsidiaria, personal y solidariamente de las deudas sociales.

  • Características:
    • Se rige por las disposiciones del Código de Comercio.
    • Funciona bajo un nombre colectivo o razón social.
    • Todos los socios participan en la sociedad en plano de igualdad.
    • Mínimo dos socios.
    • La sociedad tiene autonomía patrimonial y responde de las deudas con su propio patrimonio, aunque los socios responden de las deudas sociales subsidiaria, ilimitada y solidariamente.
    • Al socio colectivo que aporta “bienes” a la sociedad se denomina socio capitalista, y el que aporta “trabajo” se le denomina socio industrial.
    • Constitución de la sociedad: el contrato debe ser otorgado en escritura pública y su inscripción en el Registro Mercantil.
    • Atribuciones de los socios:
      • Socio capitalista: 1) gestionan la sociedad; 2) Aportan capital y trabajo; 3) Participan en las ganancias.
      • Socio industrial: 1) No participan en la gestión, salvo que se establezca lo contrario; 2) Aportan capital personal; 3) Participan en las ganancias pero no en las pérdidas salvo pacto expreso.
    • La escritura debe designar las personas a quienes se encomienda la gestión. En el supuesto de que se omita en la escritura, todos los socios, a excepción de los socios industriales, adquieren la condición de gestores, con idénticas facultades cualquiera que sea su participación social.

SOCIEDAD COMANDITARIA SIMPLE

Sociedad mercantil de carácter personalista que se define por la existencia de socios colectivos que aportan capital y trabajo y responden subsidiaria, personal y solidariamente de las deudas sociales, y de socios comanditarios que solamente aportan capital y cuya responsabilidad estará limitada a su aportación.

  • Características:
    • Está regulada en el Código de Comercio.
    • Existen dos tipos de socios:
      • Socios Colectivos: bajo cuyo nombre girará la razón social, que aportan capital y trabajo; y responden personal y solidariamente de los resultados de la gestión social, sean o no gestores de la sociedad.
      • Socios Comanditarios: que solamente aportan capital y su responsabilidad está limitada a su aportación, careciendo de derecho a participar en la gestión social.
    • Constituye una comunidad de trabajo en la que no participan los socios comanditarios y tienen plena autonomía patrimonial.
    • La preponderancia que en la sociedad tienen los socios colectivos permiten considerarla como una sociedad personalista.
    • No requiere de un capital mínimo para su constitución, y se puede constituir a partir de dos socios.
    • Constitución de la sociedad: es necesario que se otorgue escritura pública e inscripción en el Registro Mercantil.
    • Derechos de los socios:
      • Socios colectivos: 1) a participar en la gestión social; 2) derecho de información; 3) derecho a participar en las ganancias y en el patrimonio resultante de la liquidación.
      • Socios comanditarios: derechos de contenido esencialmente económicos.

SOCIEDAD DE RESPONSABILIDAD LIMITADA

Son sociedades mercantiles en las que el capital social estará dividido en participaciones sociales, indivisibles y acumulables. El capital social se integrará por las aportaciones de todos los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales.

  • Características:
    • Se regulan en el R.D 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.
    • De naturaleza mercantil, cualquiera que sea la naturaleza de su objeto.
    • En su denominación debe figurar la indicación “Sociedad Limitada” (S.L)
    • Su capital social no podrá ser inferior a los 3.000€ y deberá estar íntegramente suscrito y desembolsado al momento de otorgar la escritura de constitución.
    • Sólo podrán ser objeto de aportación bienes o derechos patrimoniales susceptibles de valoración económica, en ningún caso trabajo o servicios.
    • Las participaciones sociales no tendrán el carácter de valores, no podrán ser representadas por medio de títulos o anotaciones en cuenta.
    • La trasmisión de las aportaciones sociales se formalizará en documento público.
  • Constitución:
    • La escritura de constitución deberá ser otorgada por todos los socios fundadores, quienes habrán de asumir la totalidad de las participaciones sociales. En ella habrán de expresarse necesariamente: identidad del socio único o de los socios; voluntad de constituir una sociedad de responsabilidad limitada; aportación de cada socio y la numeración de las participaciones asignadas; estatutos sociales; la determinación del modo organizativo de la empresa; identidad del administrador.
    • Estatutos: se podrán incluir todos los pactos y condiciones que los socios juzguen conveniente establecer, siempre que no se opongan a las leyes reguladoras. En los estatutos deberá constar necesariamente: denominación de la sociedad; objeto social; fecha de cierre del ejercicio social; domicilio social; capital social, participaciones sociales en las que se divide, su valor nominal y numeración correlativa. El modo de organizarse la sociedad; duración de la misma
    • La escritura deberá depositarse en el Registro Mercantil en el plazo de dos meses desde el otorgamiento y los socios fundadores responderán solidariamente de los daños y perjuicios que causaren por el incumplimiento de esta obligación.
    • Con la inscripción de la sociedad adquirirá la personalidad jurídica que corresponda al tipo social elegido.
    • Hasta la inscripción de la sociedad o, en su caso, del acuerdo de aumento de capital social en el Registro Mercantil, no podrán transmitirse las participaciones sociales, ni entregarse o transmitirse las acciones.
    • Órganos sociales:
      • Junta General de Socios: órgano deliberante que expresa en sus acuerdos la voluntad social y cuya competencia se extiende fundamentalmente a los estatutos.
        • Censura de la gestión social, aprobación de cuentas y aplicación del resultado.
        • Nombramiento y separación de los administradores.
        • Modificación de los estatutos sociales.
        • Aumento o reducción de capital.
        • Transformación o fusión de la sociedad.
        • Disolución de la sociedad.
        • La adquisición, la enajenación o la aportación a otra sociedad de activos esenciales. Se presume el carácter esencial del activo cuando el importe de la operación supere el veinticinco por ciento del valor de los activos que figuren en el último balance aprobado.
      • Los administradores: órgano ejecutivo y representativo a la vez, que lleva a cabo la gestión administrativa diaria de la empresa y la representación de la sociedad en sus relaciones con terceros. La competencia para el nombramiento de administradores corresponde exclusivamente a la Junta General. Los administradores convocarán la junta general siempre que lo consideren necesario o conveniente para los intereses sociales, y en todo caso, en las fechas o periodos que determinen la ley y los estatutos.  Consejo de administración: En la sociedad de responsabilidad limitada, en caso de consejo de administración, el número máximo de los componentes del consejo no podrá ser superior a doce.
    • Derechos de los socios:
      • A participar en el reparto de beneficios y en el patrimonio resultante de la liquidación de la sociedad.
      • A participar en las decisiones sociales y ser elegidos como administradores de la sociedad.
      • El de asunción preferente en la creación de nuevas participaciones o el de suscripción preferente en la emisión de nuevas acciones o de obligaciones convertibles en acciones.
      • El de información.
    • Cuentas anuales: Los administradores de la sociedad están obligados a formular, en el plazo máximo de tres meses contados a partir del cierre del ejercicio social, las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado, así como, en su caso, las cuentas y el informe de gestión consolidados. Las cuentas anuales y el informe de gestión deberán ser firmados por todos los administradores. Si faltare la firma de alguno de ellos se señalará en cada uno de los documentos en que falte, con expresa indicación de la causa.
      • Contenido de las cuentas anuales: Las cuentas anuales comprenderán el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, un estado que refleje los cambios en el patrimonio neto del ejercicio, un estado de flujos de efectivo y la memoria. Estos documentos, que forman una unidad, deberán ser redactados con claridad y mostrar la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la sociedad.
      • Aprobación de las cuentas anuales: Las cuentas anuales se aprobarán por la Junta general. A partir de la convocatoria de la junta general, cualquier socio podrá obtener de la sociedad, de forma inmediata y gratuita, los documentos que han de ser sometidos a la aprobación de la misma, así como en su caso, el informe de gestión y el informe del auditor de cuentas. Salvo disposición contraria de los estatutos, durante ese mismo plazo, el socio o socios de la sociedad de responsabilidad limitada que representen al menos el cinco por ciento del capital podrán examinar en el domicilio social, por sí o en unión de experto contable, los documentos que sirvan de soporte y de antecedente de las cuentas anuales.
      • Depósito de las cuentas anuales: Dentro del mes siguiente a la aprobación de las cuentas anuales, los administradores de la sociedad presentarán, para su depósito en el Registro Mercantil del domicilio social, certificación de los acuerdos de la junta de socios de aprobación de dichas cuentas, debidamente firmadas, y de aplicación del resultado, así como, en su caso, de las cuentas consolidadas, a la que se adjuntará un ejemplar de cada una de ellas. Los administradores presentarán también, el informe de gestión, si fuera obligatorio, y el informe del auditor, cuando la sociedad esté obligada a auditoría por una disposición legal o ésta se hubiera acordado a petición de la minoría o de forma voluntaria y se hubiese inscrito el nombramiento de auditor en el Registro Mercantil.
      • Ver modelo de escritura en formato estandarizado para la constitución de sociedades de responsabilidad limitada

 ♣ Sociedades de responsabilidad limitada unipersonal.

  • Surge como respuesta a la aspiración del empresario individual a ejercitar su industria o comercio con limitación de responsabilidad frente a sus acreedores.
  • Pueden darse dos tipos de sociedades unipersonales:
    • La constituida por un único socio, sea persona natural o jurídica
    • Constituida por dos o más socios, cuando todas las participaciones hayan pasado a ser propiedad de un socio único.
  • La constitución de una sociedad unipersonal, la declaración de tal situación como consecuencia de haber pasado un único socio a ser propietario de todas las participaciones sociales, la pérdida de tal situación o el cambio del socio único como consecuencia de haberse transmitido alguna o todas las participaciones, se harán constar en escritura pública que se inscribirá en el Registro Mercantil. En la inscripción se expresará necesariamente la identidad de socio único. En tanto subsista la situación de unipersonalidad, la sociedad hará constar expresamente su condición de unipersonal en toda su documentación, correspondencia, notas de pedido y facturas, así como en todos los anuncios que haya de publicar por disposición legal o estatutaria.
  • Transcurridos seis meses desde la adquisición por la sociedad del carácter unipersonal sin que esta circunstancia se hubiere inscrito en el Registro Mercantil, el socio único responderá personal, ilimitada y solidariamente de las deudas sociales contraídas durante el periodo de unipersonalidad.

SOCIEDAD LIMITADA NUEVA EMPRESA

La sociedad limitada nueva empresa (SLNE) es una especialidad de la Sociedad de responsabilidad limitada, regulada en la Ley de Sociedades de Capital del artículo 434 a 454.

  • Características:
    • Es una especialidad del la S.L, por tanto su capital social está dividido en participaciones sociales y la responsabilidad frente a terceros está limitada al capital aportado.
    • En la denominación de la compañía deberá figurar necesariamente la indicación «Sociedad Limitada nueva empresa» o su abreviatura «SLNE»
    • El número máximo de socios es de cinco.
    • Los socios deben ser personas físicas.
    • El número de socios puede incrementarse por la transmisión de participaciones.
    • El capital social mínimo es de 3.012€ y el máximo 120.202€.
    • El capital social sólo podrá ser desembolsado mediante aportaciones dinerarias
    • El objeto social es genérico, permite mayor flexibilidad en el desarrollo de actividades empresariales distintas sin tener que modificar los estatutos.
    • Los trámites necesarios para el otorgamiento e inscripción de la escritura de constitución de la sociedad nueva empresa podrán realizarse a través de técnicas electrónicas, informáticas y telemáticas.
    • Se podrán utilizar los estatutos tipo que reducen el tiempo de notarios y registro a 24 horas.
    • Órganos sociales muy sencillos: Junta general y órgano de administración unipersonal.
    • Pueden continuar operaciones en forma de “S.L” solo mediante acuerdo de la junta o bien transformarse en otra forma societaria.
    • Podrá disponer de un modelo adaptable a la realidad de las microempresas que cumplen las obligaciones de información contable y fiscal y que sirve como herramienta de gestión.

LA SOCIEDAD ANÓNIMA

Sociedad de carácter mercantil en la que el capital social, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaciones de los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales.

  • Características:
    • Se regula bajo el Real Decreto legislativo 1/2010 de 2 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital.
    • Personalidad jurídica propia y carácter mercantil, cualquiera que sea su objeto.
    • Constitución formalizada mediante escritura pública y posterior inscripción en el Registro Mercantil.
    • En la denominación debe figurar necesariamente la expresión “Sociedad Anónima” o su abreviatura “S.A.”
    • El capital social, constituido por las aportaciones de los socios, no podrá ser inferior a 60.000€. Deberá estar totalmente suscrito en el momento de la constitución de la sociedad y desembolsado en un 25% al menos, el valor nominal de cada una de sus acciones.
    • Constitución de la sociedad:
      • Escritura de constitución: en ella se expresarán: nombre, apellidos, domicilio de los otorgantes; voluntad de los otorgantes de constituir una sociedad anónima; metálico, bienes o derechos que cada socio aporte o se obligue a aportar; estatutos; nombres, apellidos, domicilio de los administradores.
      • Estatutos: en ellos deberá constar: denominación social; objeto social; duración de la sociedad; fecha de inicio de operaciones; domicilio social; capital social: expresando la parte de su valor no desembolsado, así como la forma y plazo máximo en que han de satisfacerse los dividendos pasivos; Número de acciones: valor nominal, clase y serie, importe desembolsado y si están representadas por medio de títulos o de anotaciones en cuenta. En el caso de los títulos deberá indicarse si son nominativas o al portador y si se prevé la emisión de títulos múltiples; Estructura del órgano de administración: número de administradores que en el caso del Consejo no será inferior a tres; Modo de deliberar y adoptar acuerdos; fecha de cierre del ejercicio social, que en su defectos será el 31 de diciembre de cada año; restricciones a la libre transmisibilidad de las acciones cuando se hubiese estipulado; Régimen de prestaciones accesorias; Derechos especiales de los socios fundadores o promotores de la sociedad.
      • La escritura de constitución deberá inscribirse en el Registro Mercantil.
      • Órganos de la sociedad:
        • Junta General de accionistas. Órgano deliberante que expresa con sus acuerdos la voluntad social. Se define como reunión de accionistas, debidamente convocados para deliberar y decidir por mayoría sobre asuntos sociales propios de su competencia.
          • Clases de juntas:
            • Junta general ordinaria: que se reunirá necesariamente dentro de los seis primeros meses de cada ejercicio, para censurar la gestión social, aprobar las cuentas del ejercicio anterior y resolver sobre la aplicación del resultado.
            • Junta extraordinaria: que deberá ser convocada por los administradores, cuando lo estimen conveniente para los intereses sociales o cuando lo solicite un número de socios titular de, al menos, un cinco por ciento del capital social.
          • La convocatoria deberá hacerse por anuncio publicado en el Boletín Oficial del Registro Mercantil y en uno de los diarios de mayor circulación en la provincia con quince días de antelación a la fecha fijada para la celebración de la Junta.
        • Administradores: órgano ejecutivo encargado de la gestión permanente de la sociedad y de representar la misma en sus relaciones con terceros.
          • Facultades y deberes de los administradores:
            • Convocar las juntas generales.
            • Informar a los accionistas .
            • Formular y firmar las cuentas anuales y redactar el informe de gestión.
            • Depositar las cuentas en el Registro Mercantil
            • Los administradores pueden ser personas físicas o jurídicas. Si los estatutos no disponen lo contrario, no se requiere que sean accionistas.
      • Derechos de los accionistas:
        • Participar en el reparto de las ganancias sociales y en el patrimonio resultante de la liquidación.
        • Derecho de suscripción preferente, tanto en nuevas acciones emitidas como en obligaciones convertibles en acciones.
        • Asistir y votar en la Juntas Generales e impugnar acuerdos sociales.
        • Derecho de información.
  • Las Cuentas Anuales
    • Han de ser formuladas por los administradores de la sociedad en el plazo máximo de tres meses a contar del cierre del ejercicio social, acompañadas de un informe de gestión y de la propuesta de aplicación del resultado.
    • Irán firmadas por todos los administradores, serán revisadas por los auditores de cuentas y se someterán finalmente a la aprobación de la Junta General.
    • Las cuentas anuales, que forman una unidad, deben ser redactadas con claridad y mostrar la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la sociedad. Comprenderán:
    • El balance.
    • La cuenta de pérdidas y ganancias.
    • La memoria

Tabla sociedades mercantiles


SOCIEDAD LABORAL

Son Sociedades anónimas o sociedades de responsabilidad limitada en las que la mayoría del capital social es propiedad de los trabajadores que prestan en ellas servicios retribuidos en forma personal y directa, cuya relación laboral es por tiempo indefinido.

  • Características:
    • Están reguladas en la Ley 44/2015, de 14 de octubre, de Sociedades Laborales y Participadas.
    • En la denominación deberá figurar la indicación “Sociedad Anónima Laboral” o “Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral” o sus abreviaturas “SAL” o “SLL”
    • Capital social:
      • El capital social de las sociedades laborales estará dividido en acciones nominativas o en participaciones sociales que, sean de la clase que sean, tendrán el mismo valor nominal y conferirán los mismos derechos.
      • Las acciones y participaciones de las sociedades laborales se dividirán en dos clases: las que sean propiedad de los trabajadores cuya relación laboral lo sea por tiempo indefinido y las restantes. La primera clase se denominará «clase laboral» y la segunda «clase general». La sociedad laboral podrá ser titular de acciones y participaciones de ambas clases.
      • Cuando se trate de sociedades anónimas laborales, el capital social mínimo será de 60.000 €, desembolsado al menos en un 25 por ciento en el momento de la constitución.
      • Si se trata de sociedades limitadas laborales el capital social mínimo será de 3.000 €, desembolsado en el momento de la constitución.
    • Ningún socio podrá poseer acciones que representen más de la tercera parte del capital social, salvo que se trate de sociedades laborales participadas por el Estado, Comunidades Autónomas, Entidades locales o de sociedades públicas participadas por cualquiera de tales instituciones, en cuyo caso la participación en el capital social podrá llegar hasta el 50%. Igual porcentaje para las asociaciones u otras entidades sin ánimo de lucro.
    • El número de horas- año trabajadas por los trabajadores contratados por tiempo indefinido que no sean socios, no podrá ser superior al 15% del total de horas-año trabajadas por los socios trabajadores salvo que la sociedad tenga menos de 25 socios trabajadores, en cuyo caso el porcentaje será del 25%.
    • Además de las reservas legales o estatutarias que procedan, las sociedades laborales están obligadas a constituir un Fondo Especial de Reserva, que se dotará con el 10% del beneficio líquido de cada ejercicio, hasta que alcance al menos una cifra superior al doble del capital social.
    • La reserva especial solo podrá destinarse por la sociedad laboral a la compensación de pérdidas en el caso de que no existan otras reservas disponibles suficientes para este fin, y/o a la adquisición de sus propias acciones o participaciones sociales, que deberán ser enajenadas a favor de los trabajadores de la sociedad con contrato por tiempo indefinido.
    • La responsabilidad de los socios frente a terceros estará limitada a sus aportaciones.
    • Competencia Administrativa y Registros:
      • El otorgamiento de la calificación de “Sociedad Laboral”, el control del cumplimiento de los requisitos establecidos y la facultad de resolver sobre la posible descalificación, le corresponde al Ministerio de Trabajo e Inmigración, o en su caso, a las Comunidades Autónomas, que hayan recibido los correspondientes traspasos de funciones y servicios.
      • La calificación se otorgará previa solicitud de la sociedad, a la que se acompañará la documentación correspondiente.
      • A efectos administrativos y de coordinación con el Registro Mercantil se dispone de la existencia de un Registro de Sociedades Laborales, creado en el Ministerio de Trabajo e Inmigración.
      • La sociedad gozará de personalidad jurídica desde su inscripción en el Registro Mercantil, para lo cual deberá aportar el certificado que acredite su calificación emitido por el Ministerio de Trabajo y su inscripción en el Registro administrativo.
      • La sociedad laboral deberá comunicar periódicamente al Registro administrativo las transmisiones de acciones o participaciones mediante certificación del libro-registro de acciones nominativas o del libro de socios.
      • Pérdida de calificación: el término de sociedad laboral se puede perder por los siguientes motivos:
        • Cuando el número de horas-año trabajadas por los empleados no socios excede del 15% de las trabajadas por los socios trabajadores (25% si son menos de 25 socios).
        • Cuando algún socio excede su participación en más de la tercera parte del capital social.
        • Falta, insuficiente dotación o aplicación indebida del Fondo Especial de Reserva.
      • Órganos de Administración:
        • Si la sociedad estuviera administrada por un Consejo de Administración, el nombramiento del mismo se efectuará por el sistema de representación proporcional.
        • Si no existiesen más que acciones o participaciones de clase laboral, los miembros del Consejo de Administración podrán ser nombrados por el sistema de mayorías.
      • Transmisión de acciones y participaciones: la transmisión “inter vivos” de acciones o participaciones de la “clase laboral” a persona que no sea trabajador de la sociedad por tiempo indefinido, está sujeta a un especial y minucioso régimen de adquisición preferente, siguiendo unos requisitos y límites establecidos en la Ley que pretende el aumento del número de socios trabajadores en beneficio de los trabajadores no socios.
        • El derecho de adquisición preferente se ejercita en el siguiente orden:
          • Trabajadores no socios con contrato indefinido.
          • Trabajadores socios.
          • Titulares de acciones o participaciones de la “clase general” y, en su caso, resto de los trabajadores sin contrato por tiempo indefinido.
          • Sociedad.
          • Si nadie ejercita el derecho de adquisición preferente se podrán transferir libremente.
        • La transmisión “mortis causa” estará sujeta a las siguientes normas:
          • El heredero o legatario del fallecido adquiere la condición de socio.
          • Puede establecerse, no obstante, en los estatutos sociales un derecho de adquisición preferente sobre las acciones o participaciones de la “clase laboral”, por el procedimiento previsto para las transmisiones “inter vivos”.
          • No podrá ejercitarse el derecho estatutario de adquisición preferente si el heredero o legatario fuera trabajador de la sociedad con contrato por tiempo indefinido.
        • Beneficios fiscales: Las sociedades que sean calificadas como laborales gozarán, en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, de una bonificación del 99 por 100 de las cuotas que se devenguen por modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas, por la adquisición, por cualquier medio admitido en Derecho, de bienes y derechos provenientes de la empresa de la que proceda la mayoría de los socios trabajadores de la sociedad laboral.

Mención a las Sociedades participadas por trabajadores

Están reguladas en la Ley 44/2015, de 14 de octubre, de Sociedades Laborales y Participadas.

Son las sociedades anónimas o de responsabilidad limitada que no alcancen los requisitos establecidos en el capítulo I de la norma, pero que promuevan el acceso a la condición de socio de los trabajadores, así como las distintas formas de participación de los mismos , y cumplan algunos de los siguientes requisitos:

a) Que cuenten con trabajadores que posean participación en el capital y/o en los resultados de la sociedad.

b) Que cuenten con trabajadores que posean participación en los derechos de voto y/o en la toma de decisiones de la sociedad.

c) Que adopten una estrategia que fomente la incorporación de trabajadores a la condición de socios.

d) Que promuevan los principios de: – Promoción del acceso de los trabajadores al capital social y/o a los resultados de la empresa; – Fomento de la participación de los trabajadores en la toma de decisiones de la sociedad; – Promoción de la solidaridad interna y con la sociedad que favorezca el compromiso con el desarrollo local, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la cohesión social, la inserción de personas en riesgo de exclusión social, la generación de empleo estable y de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la sostenibilidad, previstos en el art. 18.3.


SOCIEDAD COOPERATIVA

Sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y baja voluntaria, para realizar actividades empresariales, encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democrático.

  • Características:
    • Las sociedades cooperativas están reguladas por la Ley 27/1999 de 16 de julio para cooperativas de ámbito estatal. Las CCAA en el ámbito de su competencia poseen legislaciones propias.
    • Concretamente, en Galicia rige la Ley 5/1998, de 18 de diciembre, de Cooperativas de Galicia, modificada por la Ley 14/2011, de 16 diciembre. La presente ley será de aplicación a aquellas sociedades cooperativas que desarrollen principalmente su actividad societaria en Galicia.
    • La sociedad cooperativa se constituirá mediante escritura pública que deberá ser inscrita en el Registro de Sociedades Cooperativas, con lo que adquirirá personalidad jurídica.
    • Los Estatutos fijarán el capital social mínimo con que pueden constituirse y funcionar la cooperativa, que deberá estar totalmente desembolsado al momento de su constitución. (En Galicia, capital social mínimo 3.000€)
    • El capital social estará constituido por las aportaciones de los socios y se realizarán en moneda de curso legal. Si lo prevén los Estatutos o, lo acordase la Asamblea General, también podrán consistir en bienes y derechos susceptibles de valoración económica.
    • En las cooperativas de primer grado el importe total de las aportaciones de cada socio no podrá exceder de un tercio del capital social, excepto cuando se trate de sociedades cooperativas, entidades sin ánimo de lucro o sociedades participadas mayoritariamente por cooperativas.
    • La responsabilidad de los socios por las deudas sociales estará limitada a las aportaciones al capital social suscrito, estén o no desembolsadas en su totalidad.
    • Las cooperativas con domicilio social en Galicia incluirán necesaria y exclusivamente en su denominación las palabras <<sociedad cooperativa gallega>> o su abreviatura <<s. coop.gallega>>
    • Socios de las cooperativas:
      • Tres socios como mínimo en las sociedades cooperativas de 1er grado.
      • Las cooperativas de segundo grado estarán formadas como mínimo por dos sociedades cooperativas.
    • Órganos de las cooperativas:
      • Asamblea general.
      • Consejo Rector.
      • Intervención.
      • Comité de recursos.
    • Clases de cooperativas: Las sociedades cooperativas de primer grado podrán clasificarse de la siguiente forma: Cooperativas de trabajo asociado;Cooperativas de consumidores y usuarios; Cooperativas de viviendas; Cooperativas agrarias; Cooperativas de explotación comunitaria de la tierra; Cooperativas de servicios; Cooperativas del mar; Cooperativas de transportistas; Cooperativas de seguros; Cooperativas sanitarias; Cooperativas de enseñanza; Cooperativas de crédito.

 


SOCIEDAD DE GARANTÍA RECÍPROCA

Sociedad mercantil cuyo objeto social es el otorgamiento de garantías personales por aval o por cualquier otro medio admitido en Derecho distinto del seguro de caución, a favor de sus socios para las operaciones que éstos realicen dentro del giro o tráfico de las empresas de que sean titulares.

  • Características:
    • Están reguladas por la Ley 1/1994 de 11 de marzo sobre el Régimen Jurídico de las Sociedades de Garantía Recíproca, y por el Real Decreto 2345/1996 de 8 de noviembre, relativo a las normas de autorización administrativa y requisitos de solvencia de las Sociedades de Garantía Recíproca.
    • Tienen la consideración de entidades financieras y al menos las cuatro quintas partes de sus socios estarán integradas por pequeñas y medianas empresas que se asocian para buscar mayores posibilidades de financiación.
    • Podrán prestar servicios de asistencia y asesoramiento financiero a sus socios y participar en sociedades o asociaciones cuyo objeto sea actividades dirigidas a pequeñas y medianas empresas pero no podrán conceder ninguna clase de crédito a sus socios.
    • Podrán emitir obligaciones con sujeción a las condiciones que se establezcan reglamentariamente.
    • En la denominación social deberá figurar necesariamente la indicación “Sociedad de Garantía Recíproca” o su abreviatura “S.G.R”
    • El capital social, integrado por las aportaciones de los socios, será variable, entre una cifra mínima fijada en los estatutos y el triple de dicha cantidad. No podrá ser inferior a 1.803.036,30€. Estará dividido en participaciones sociales de igual valor nominal, acumulables e indivisibles, que no tendrán la consideración de valores negociables ni podrán denominarse acciones.
    • La sociedad de garantía recíproca habrá de fundarse en un solo acto por convenio entre los fundadores. No podrá crearse una sociedad de garantía recíproca sin que concurran en el acto fundacional, presentes o representados, al menos 150 socios partícipes. Los socios protectores podrán también concurrir al acto fundacional, no computándose su número en la cifra anterior.
    • Dos clases de socios:
      • Socios protectores: no podrán solicitar la garantía de la sociedad para sus operaciones y su participación, directa o indirecta en el capital social no excederá conjuntamente del 50% de la cifra mínima fijada para ese capital en los estatutos sociales.
      • Los socios no responderán personalmente de las deudas.
    • La sociedad deberá constituir un fondo de provisiones técnicas, que formará parte de su patrimonio, y tendrá como finalidad reforzar la solvencia de la sociedad. Podrá estar integrado por:
      • Dotaciones: que la sociedad efectúe con cargo a su cuenta de pérdidas y ganancias, sin limitación y en concepto de provisión de insolvencias.
      • Subvenciones, donaciones y otras aportaciones no reintegrables que efectúen las Administraciones públicas, los organismos autónomos y demás entidades de derecho público, las sociedades mercantiles en cuyo capital participen mayoritariamente cualquiera de las anteriores.
      • Otras aportaciones de carácter no reintegrable realizadas a la sociedad por personas físicas o entidades no comprendidas en el apartado anterior.
    • SOCIEDADES DE REAFIANZAMIENTO: con el fin de ofrecer una cobertura y garantía suficientes a los riesgos contraídos por las sociedades de garantía recíproca y facilitar la disminución del coste del aval para sus socios, podrán constituirse sociedades de reafianzamiento cuyo objetivo social comprenda el reaval de las operaciones de garantía otorgadas por las sociedades de garantía recíproca.
    • Constitución SGR:
      • Con carácter previo a la constitución de la sociedad, deberá solicitarse autorización para su creación en el Ministerio de Economía y Hacienda (Dirección General del Tesoro y Política Financiera), donde deberá presentarse la documentación siguiente: proyecto de estatutos sociales; programa de actividades (género de operaciones que se pretenden realizar); relación de los socios que han de constituir la sociedad con indicación de sus participaciones en el capital; relación de personas que hayan de integrar el primer Consejo de administración y de quienes hayan de ejercer como Directores generales o asimilados, con información detallada de la actividad profesional de ellos.
      • Obtenida la correspondiente autorización, se constituirá mediante escritura pública, que se presentará para su inscripción del Registro Mercantil, con lo que adquirirá su personalidad jurídica.
    • Órganos de Administración:
      • La Junta General: que se reunirá al menos una vez al año, decidirá sobre los asuntos atribuidos a la misma por las disposiciones legales o por los estatutos. Entre sus competencias: nombramiento y revocación de los miembros del Consejo; ejercicio de la acción social de responsabilidad de los administradores; aprobación de cuentas y aplicación del resultado; fijación del límite máximo de deudas a garantizar por la sociedad durante cada ejercicio; nombramiento de auditores de cuentas; modificación de los Estatutos de la sociedad…
      • Consejo de administración: es el órgano de administración y representación de la sociedad, le corresponde entre otras, las siguientes funciones: decidir sobre la admisión de nuevos socios; acordar aumento o disminución del capital; nombrar al Director general de la sociedad; Fijar el importe máximo y el plazo de las garantías que la sociedad puede suscribir; determinar las inversiones del patrimonio social…
    • Un ejemplo de Sociedad de Garantía Recíproca en Galicia sería AFIGAL, S.G.R

 


ENTIDADES DE CAPITAL-RIESGO

Son entidades financieras dedicadas fundamentalmente a facilitar financiación temporal a empresas no financieras y no cotizadas que presentan dificultades para acceder a otras fuentes de financiación, y a la administración y gestión de fondos de capital-riesgo y activos de sociedades de capital-riesgo respectivamente. Como actividad complementaria realizan tareas de asesoramiento a empresas vinculadas con ellas. Podrán invertir temporalmente en el capital de empresas no financieras que coticen siempre y cuando dichas empresas sean excluidas de cotización en los 12 meses siguientes a la toma de la participación.

  • Características:
    • Ley 22/2014, de 12 de noviembre, por la que se regulan las entidades de capital-riesgo, otras entidades de inversión colectiva de tipo cerrado y las sociedades gestoras de entidades de inversión colectiva de tipo cerrado, y por la que se modifica la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva.
    • La Ley 1/1999, de 5 de enero establece el marco jurídico regulador de las Entidades de Capital-Riesgo y sus sociedades gestoras (disposición adicional tercera y cuarta)
  • Forma jurídica y clases:
    • Entidades de capital-riesgo
      • Son sociedades anónimas cuyo objeto social principal consiste en la toma de participaciones temporales en el capital de empresas no financieras cuyos valores no coticen en el primer mercado de las Bolsa de Valores.
      • Podrán facilitar préstamos participativos, así como otras formas de financiación, en este último caso únicamente para las sociedades participadas, y realizar actividades de asesoramiento.
      • El capital social suscrito será al menos de 1.200.000€, desembolsado el 50% en el momento de su constitución. Los desembolsos deberán realizarse en efectivo o en bienes que integren su inmovilizado, no pudiendo superar estos últimos el 20% de su capital social. El capital social estará representado por acciones con igual valor nominal y con los mismos derechos, representadas mediante títulos, en cuyo caso serán nominativas, o mediante anotaciones en cuenta.
    • Fondos de capital-riesgo:
      • Son patrimonios administrados por una sociedad gestora, que tendrán el mismo objeto principal que las sociedades de capital-riesgo, correspondiendo a la sociedad gestora la realización de las actividades de asesoramiento previstas.
      • El patrimonio inicial será de 1.650.000€
      • Las aportaciones para la constitución inicial y posteriores del patrimonio se realizarán exclusivamente en efectivo.
      • El patrimonio, dividido en participaciones nominativas de iguales características, tendrán la consideración de valores negociables y podrán estar representadas mediante títulos o anotaciones en cuenta.
    • Sociedades Gestoras de Entidades de capital-riesgo:
      • Son sociedades anónimas cuyo objeto social principal es la administración y gestión de Fondos de capital-riesgo y de activos de Sociedades de capital-riesgo.
      • También podrán gestionar Fondos de capital-riesgo y activos de Sociedades de capital-riego, las sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva.
      • El capital social mínimo inicial será de 300.000€ íntegramente desembolsado.
      • Las acciones representativas del capital social podrán representarse mediante títulos nominativos o mediante anotaciones en cuenta.
    • Condiciones de acceso a la actividad:
      • Haber obtenido la autorización previa del proyecto de constitución por el Ministro de Economía y Hacienda a propuesta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
      • Constituirse en escritura pública e inscribirse en el Registro Mercantil.
      • Estar inscritas en el Registro administrativo correspondiente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en la que se llevarán los siguientes Registros públicos:
        • Registro de Sociedades gestoras de Entidades de capital-riesgo; Registro de Sociedades de Capital-Riesgo; Registro de Fondos de Capital-Riesgo; Registro de ParticipacionesSignificativas; Registro de Folletos y Memorias Anuales.
      • Tienen un régimen de inversiones muy minucioso: un coeficiente obligatorio de inversión, debiendo mantener como mínimo el 60% de su activo en acciones y participaciones en el capital de empresas que sean objeto de su actividad; Un coeficiente de libre disposición; y limitaciones a las inversiones en empresas pertenecientes al mismo grupo de sociedades, así como los límites de inversión en diversos tipos de activos.

AGRUPACIONES DE INTERÉS ECONÓMICO

Sociedad mercantil, sin ánimo de lucro, que tiene por finalidad facilitar el desarrollo o mejorar los resultados de la actividad de sus socios. Su objetivo se limitará exclusivamente a una actividad económica auxiliar de la que desarrollen sus socios, quienes responderán subsidiaria, personal y solidariamente entre sí por las deudas de la agrupación. En el ámbito comunitario desempeña la misma función la figura de la Agrupación Europea de Interés Económico, regulada en el Reglamento 2137/1985 del Consejo de 25 julio, que en diversos puntos remite o habilita a la legislación de los estados miembros para el desarrollo o concesión de sus propias inversiones.

  • Características:
    • La agrupación de interés económico tiene personalidad jurídica propia y carácter mercantil, y se regirá por la Ley 12/1991, de 29 de abril, y supletoriamente, por las normas de la sociedad colectiva que resulten compatibles con su específica naturaleza.
    • No tiene ánimo de lucro para sí misma.
    • Sólo podrá constituirse por personas físicas o jurídicas que desempeñen actividades empresariales, agrícolas o artesanales, por entidades no lucrativas dedicadas a la investigación y por quienes ejerzan profesiones liberales.
    • La responsabilidad de los socios es subsidiaria de la de la AIE, respondiendo los socios personal y solidariamente entre sí por las deudas de la agrupación.
    • En la denominación deberá figurar la expresión “agrupación de interés económico” o las siglas “A.I.E”
    • La agrupación no podrá poseer directa o indirectamente participaciones en sociedades que sean miembros suyos, ni dirigir o controlar directa o indirectamente las actividades de sus socios o terceros, y el número de socios mínimo es de 2 y no existe un mínimo legal para el capital social.
    • Constitución de la sociedad:
      • Se realizará en escritura pública.
      • Una vez otorgada la escritura de constitución de la A.I.E.y solicitada la exención del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (en virtud del artículo 25 de la ley 12/1991), por su constitución y de la obtención de su número de identificación fiscal debe inscribirse en el Registro Mercantil donde radique su domicilio social.
    • Adopción de acuerdos:
      • Los acuerdos podrán adoptarse en Asamblea de socios, por correspondencia o por cualquier otro medio que permita tener constancia escrita de la consulta y del voto emitido por los socios.
      • Para la adopción de acuerdos, salvo que en la escritura de la constitución se hubieran establecido otros quórum, se requiere la unanimidad y, en todo caso, esta última es exigida en todos los acuerdos de modificación de la escritura de constitución que refiera a las siguientes materias: objeto de la agrupación; número de votos atribuidos a cada socio; requisitos para la adopción de acuerdos; duración prevista de la agrupación…
    • Representación de la A.I.E: corresponde a los administradores, que serán designados en la escritura de constitución o nombrados por acuerdo de lo socios. Los administradores, cuya regulación es similar a la establecida para los de las Sociedades Anónimas deberán ejercitar su cargo con la diligencia de un ordenado empresario y de un representante legal. Guardarán secreto sobre los datos confidenciales de la Agrupación, aún después de cesar de sus funciones.
    • Separación y pérdida de la condición de socio: puede tener lugar cuando medie el consentimiento de los demás socios o cuando concurra justa causa. Si la agrupación se hubiere constituido por tiempo indefinido, se entenderá que constituye justa causa la propia voluntad de separarse, comunicada a la sociedad con una antelación mínima de tres meses. La perdida de la condición de sociose producirá cuando dejen de concurrir los requisitos establecidos por la Ley o por la escritura pública para ser socio de la Agrupación o cuando se declare su concurso, quiebra o suspensión de pagos. El socio cesante tendrá derecho a la liquidación de su participación de acuerdo con las reglas establecidas en la escritura, en su defecto en el Código de Comercio. La perdida de condición de socio, por las causas anteriormente mencionadas, no determinará la disolución de la Agrupación, a no ser que los demás socios no lleguen a un acuerdo en relación a las condiciones de subsistencia.
    • Disolución de la Agrupación:
      • Acuerdo unánime de los socios.
      • Expiración de plazo o por cualquier otra causa establecida en la escritura.
      • Quiebra de la Agrupación, que no se extenderá a sus socios.
      • Finalización de la actividad que constituye su objeto o por la imposibilidad de realizarlo.
      • Paralización de los órganos sociales de modo que resulta imposible su funcionamiento.
      • No ajustarse la actividad de la Agrupación al objeto de la misma.
      • Reducirse a uno el número de socios.
      • Concurrir justa causa.

SOCIEDADES DE INVERSIÓN INMOBILIARIA.

Sociedades anónimas, de capital fijo o variable, que tienen por objeto exclusivo la adquisición, tenencia, disfrute, administración en general y enajenación de valores mobiliarios y otros activos financieros, para compensar, por una adecuada composición de sus activos, los riesgos y los tipos de rendimiento, sin participación mayoritaria económica o política en otras sociedades.

  • Características:
    • Se rigen por la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva, y por Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores.
    • El capital social estará representado por acciones nominativas que tendrán igual valor nominal y conferirán los mismos derechos
    • El capital mínimo no podrá ser inferior al que reglamentariamente se establezca.
    • Las aportaciones para la constitución del capital se realizarán exclusivamente en dinero, valores mobiliarios admitidos a cotización oficial o en los demás activos financieros aptos para cubrir sus coeficientes de inversión y liquidez.
    • El número de accionistas no podrá ser inferior al que sea necesariopara la admisión y permanencia de las acciones en cotización oficial.
    • Tendrán al menos el 90 por 100 de su activo invertidoen valores mobiliarios cotizados y otros activos financieros.
    • Las obligaciones frente a terceros no podrán exceder del 20 por 100 del activo.
  • SOCIEDADES DE INVERSIÓN MOBILIARIA DE CAPITAL FIJO:
    • En la denominación deberá figurar necesariamente la indicación de Sociedad de Inversión Mobiliaria o sus siglas “S.I.M”
    • La gestión de los activos se realizará por los órganos de la sociedad, pero si los Estatutos lo prevén, la Junta General puede encomendar aquélla a una sociedad gestora. Este acuerdo deberá inscribirse en el Registro Mercantil y en el Registro Especial correspondiente.
    • Las cuentas anuales y el informe de gestióndeberán ser objeto de auditoría de cuentas según lo previsto en la Ley del Mercado de Valores.
    • Están sometidas para su constitución a las formalidades de toda sociedad: escritura pública e inscripción registral; pero también deberán inscribirse en el Registro de la CNMV.
  • SOCIEDADES DE INVERSIÓN MOBILIARIA DE CAPITAL VARIABLE:
    • Se caracterizan porque el capital social es susceptible de aumentar o disminuir, dentro de los límites del capital estatutario máximo y del inicial fijado, mediante la venta o adquisición por la sociedad de sus propias acciones.
    • Están sometidas al régimen expuesto para las sociedades de capital fijo, con las particularidades siguientes:
      • El capital inicial deberá estar íntegramente suscrito y desembolsado desde la constitución de la sociedad y el estatutario máximo no será superior en más de diez veces al inicial.
      • Las acciones representativas del capital estatutario máximo que no estén suscritas, o las que posteriormente haya adquirido la sociedad, se mantendrán en cartera hasta que sean puestas en circulación por los órganos gestores.
      • El ejercicio de los derechos derivados de las acciones en cartera permanecerá en suspenso mientras no hayan sido suscritas y desembolsadas.
      • Los títulos-acciones, expresarán el capital inicial y el máximo estatutario.

Tabla sociedades mercantiles especiales

security-670206_640

Garantías para reforzar el derecho de cobro

Nuestro Código Civil en su artículo 1.911 establece: <<del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes presentes y futuros>>. Dicho artículo proclama,  en caso de incumplimiento de la obligación, la responsabilidad patrimonial universal del deudor.

 Si bien el patrimonio del deudor constituye la primera y principal garantía del derecho de crédito, conviene advertir que éste no es una verdadera y propia garantía ya que: a) el poder de agresión sobre todos los bienes presentes y futuros del deudor lo tiene todo acreedor por el mero hecho de ostentar esta posición, para hacer efectivo el valor de la prestación debida en caso de incumplimiento. b) Porque el patrimonio del deudor puede no existir, devenir insuficiente o desaparecer.

Es por ello, que el ordenamiento jurídico al amparo de la libertad de pactos del artículo 1.255 del C.c. suministra unos medios para afianzar el cumplimiento de la obligación, o dicho en otras palabras permite establecer unas garantías que aumentan la seguridad  de que el acreedor será satisfecho.

Así las cosas, en este “post” desarrollaremos, muy a grandes rasgos y con carácter general, los principales tipos de garantías existentes en nuestro ordenamiento jurídico para afianzar nuestro derecho de cobro.

GARANTÍAS PERSONALES Y GARANTÍAS REALES

Suelen distinguirse las garantías en reales y personales.

  • Los medios de garantía personal se denominan así porque es una persona física o jurídica la que garantiza el cumplimiento de la obligación de pago de otra persona.
  • Los medios de garantía real son aquellos que otorgan al acreedor el derecho a dirigirse contra cosas concretas y específicas, propias de un deudor o de un tercero e instar su venta en caso de incumplimiento de la obligación, haciéndose pago con su importe (prenda o hipoteca) o con los frutos (anticresis).

∼∼∼∼

GARANTÍAS PERSONALES

  • LA FIANZA

personal-791361_640La fianza civil ordinaria: regulada en nuestro Código civil en los artículos 1.822 a 1.856. Por la fianza se obliga uno a pagar o cumplir por un tercero, en el caso de no hacerlo éste. En la fianza intervienen el fiador, el acreedor y el deudor principal. Cuando  el acreedor exija al fiador el cumplimiento de la obligación, éste puede exigirle primero que se dirija contra los bienes del deudor principal, dado que la obligación del fiador es accesoria respecto a la de éste.

La fianza mercantil: Para que la fianza tenga carácter mercantil es necesario que tenga por objeto asegurar el cumplimiento de un contrato mercantil, aunque el fiador no sea comerciante. Se regula en el Código de Comercio en sus artículos 439 al 442. Cuando el deudor es una sociedad con poca solvencia es conveniente que alguno de los socios sea fiador de todas las operaciones ya que en caso de insolvencia de la empresa estará obligado a hacer personalmente el pago de las deudas societarias. El afianzamiento mercantil aporta seguridad a las operaciones mercantiles, ya que ofrece al acreedor una garantía de cumplimiento del contrato al poder dirigirse contra los bienes del fiador si el deudor no cumple la prestación a la que se había obligado.

Característica principal de la fianza son los denominados beneficios del fiador:

  • El beneficio de excusión: 1.830 C.c. El fiador no puede ser compelido a pagar al acreedor sin hacerse antes excusión de todos los bienes del deudor. Según el artículo 1.831 este beneficio de excusión no podrá realizarse: i) Cuando el fiador haya renunciado expresamente a ella. ii) Cuando se haya obligado solidariamente con el deudor. iii) En caso de quiebra o concurso del deudor. iv) Cuando éste no pueda ser demandado judicialmente en España. Conforme a los artículos 1832 y 1833 del mismo texto legal, para que el fiador pueda aprovecharse del beneficio de excusión, debe oponerlo al acreedor cuando este le requiera para el pago y señalarle bienes del deudor realizables dentro del territorio español que sean suficientes para cubrir el importe de la deuda. Cumplido lo anterior por parte del fiador, el acreedor negligente en la excusión de los bienes señalados es responsable, hasta donde ellos alcancen, de la insolvencia del deudor que por aquel descuido resulte.
  • El beneficio de división: se aplica cuando hay una pluralidad de cofiadores, disponiendo el artículo 1837 del Código Civil que: «Siendo varios los fiadores de un mismo deudor y por una misma deuda, la obligación a responder de ella se divide entre todos. El acreedor no puede reclamar a cada fiador sino la parte que le corresponda satisfacer, a menos que se haya estipulado expresamente la solidaridad. El beneficio de división contra los cofiadores cesa en los mismos casos y por las mismas causas que el de excusión contra el deudor principal.»
  • El beneficio de orden: un derecho que la ley otorga al fiador por el que, en caso de incumplimiento, deberá guardarse una prelación (orden) y primero reclamar al deudor principal y después al fiador.

No obstante lo anterior, el fiador puede firmar una cláusula renunciando a sus beneficios legales de excusión, de orden o división, y declararse de forma expresa obligado solidariamente responsable del pago de la deuda. En este caso estaremos ante una FIANZA SOLIDARIA, pudiendo el acreedor reclamar directamente contra el fiador. Este tipo de fianza es la que suelen solicitar las entidades financieras a prestatarios de escasa solvencia, de modo que el garante es fiador solidario del deudor principal.

  • LA FIANZA BANCARIA

Antes de nada es preciso realizar una puntualización. En el lenguaje corriente se denomina avalista a la persona que garantiza el cumplimiento de una obligación. Sin embargo en lenguaje jurídico esto no es exacto, ya que sólo existe aval en la obligación cambiaria, es decir cuando una persona física o jurídica garantiza el pago de un documento cambiario: letra, pagaré o cheque.

document-428331_640Así las cosas, en el tráfico comercial es muy frecuente que, para el buen fin de las operaciones, el proveedor pueda solicitar del cliente lo que popularmente se viene denominando “AVAL BANCARIO”, que técnicamente no es otra cosa que el afianzamiento por una entidad de crédito.  El aval bancario puede definirse como el documento por el cual una entidad financiera garantiza el buen fin o cumplimiento de las obligaciones contraídas por uno de sus clientes ante un tercero. En consecuencia, si el cliente no paga o no cumple debidamente sus obligaciones, el tenedor del aval exigirá a la entidad financiera que lo ha concedido que le abone su importe.

El aval bancario o fianza bancaria ha de ser solidario con respecto al pago, en caso que el deudor no pueda hacer frente a las obligaciones, la entidad bancaria deberá hacerse cargo del abono de las facturas. El acreedor debe exigir siempre que la cobertura sea lo más amplia posible y que las cláusulas del “aval bancario” indiquen claramente que el banco será de forma incondicional responsable solidario del pago renunciando expresamente a los beneficios de división, excusión y orden.

Lo más frecuente es que los avales bancarios tengan un plazo de validez, por lo que el acreedor deberá controlar el plazo de tiempo que cubre el “aval bancario”, puesto que llegados a la fecha de vencimiento, dicho aval dejará de tener vigencia.

La fianza bancaria más conveniente es el AVAL BANCARIO A PRIMER REQUERIMIENTO  (at first demand). Se trata de una garantía irrevocable, no condicionada, abstracta e independiente de la obligación causal garantizada. La entidad bancaria que presta este tipo de afianzamiento tiene que pagar a primera demanda, de modo que es suficiente con que se haya cumplido el vencimiento de la obligación garantizada y que el beneficiario haya exigido el pago a la entidad financiera avalista, para que ésta proceda de inmediato al pago del aval.

En el aval a primer requerimiento no es necesario para cobrar que el acreedor aporte prueba documental del impago, ni debe acreditar el incumplimiento de las obligaciones contractuales por parte del deudor avalado.

  • EL AVAL

Person writing check

“Por aval de…”

Son garantías prestadas sobre títulos cambiarios, y pueden ser avalistas tanto personas físicas como personas jurídicas, sin límites en el número de avalistas.

El aval debe constar en los propios documentos de crédito firmando el avalista los pagarés, letras de cambio e incluso cheques en el lugar reservado  para ello.

El avalista responde de forma solidaria junto al deudor principal por todo el importe del título, es decir que el acreedor puede reclamar el pago al avalista directa y simultáneamente si el avalado no ha hecho efectivo el pago al vencimiento, ya que el avalista se obliga a pagar solidariamente como si fuera el propio deudor, pudiendo el acreedor acudir contra todos los bienes del moroso como del avalista, sin necesidad de que se declare previamente la insolvencia del avalado para poder reclamar contra el avalista o avalistas.

En el citado aval cabe la posibilidad de limitarlo hasta una cantidad específica.

El aval se podrá establecer un una amplia libertad de forma, hasta tal punto que una simple firma al reverso o anverso del documento cambiario se convierte en un aval en toda regla.

Para hacer el aval de una letra de cambio, al existir un modelo oficial,  en el reverso existe un apartado que indica “por aval de”, donde hay que poner el nombre del avalado y otros espacios en los que se ha de indicar la fecha del aval y nombre y domicilio del avalista al igual que su firma, si se dejase en blando el espacio “por aval de”, la ley entiende que el avalado es el aceptante de la letra.

Para el aval de un pagaré, simplemente escribir en el reverso del documento “por aval de” indicando el nombre del avalado, escribir el nombre completo y domicilio del avalista, el lugar y fecha del aval y haciendo firmar al avalista debajo de su nombre y dirección.

En el citado aval cabe la posibilidad de limitarlo hasta una cantidad específica.

El aval se podrá establecer un una amplia libertad de forma, hasta tal punto que una simple firma al reverso o anverso del documento cambiario se convierte en un aval en toda regla.

∼∼∼∼

GARANTÍAS REALES

  • LA HIPOTECA alquiler--575x323 (1)

El derecho real de hipoteca se define en el artículo 1.876 del Código Civil y en el artículo 104 de la Ley Hipotecaria. <<La hipoteca sujeta directa e inmediatamente los bienes sobre que se impone, cualquiera que sea su poseedor, al cumplimiento de la obligación para cuya seguridad fue constituida>>.  Se regula en el Código civil entre los artículos 1.874 a 1880 y 1.857 a 1862. El artículo 1880 del Cc, actúa como norma de remisión a la vigente Ley Hipotecaria, la cual a su vez se encuentra complementada por el Reglamento Hipotecario de 14 de febrero de 1947, el cual ha sufrido a lo largo del tiempo varias modificaciones.

Caracteres

  • Es un derecho real inmobiliario: La hipoteca es un derecho real ya que otorga a su titular una inmediata potestad sobre una cosa determinada y es ejercitable “erga omnes”.
  • Es un derecho de garantía del cumplimiento de una obligación dineraria: artículos 1857 y 1858 del Cc. Es inseparable de la obligación que garantiza y en consecuencia. Produce la sujeción del inmueble hipotecado y la posibilidad de realización de su valor, mediante su venta judicial o extrajudicial.
  • Es eficaz cualquiera que sea el poseedor de los bienes: la hipoteca no coarta la facultada de disposición del dueño de la cosa. El hipotecante puede enajenar la cosa hipotecada, si bien el adquirente recibe el bien transmitido con la carga y deberá soportar, en caso de impago por el hipotecante, la realización del valor por parte del acreedor hipotecario.
  • Es de constitución registral: para su nacimiento se exige su inscripción en el Registro de la Propiedad (artículos 1875 C.c. y 145 y 149 de la LH.)
  • Indivisible: la hipoteca subsistirá íntegra mientras no se cancele, sobre la totalidad de los bienes hipotecados, aunque se reduzca la obligación garantizada (1860 Cc y 122 LH).
  • La especialidad de la hipoteca: la nota de la especialidad, se refiere tanto a los bienes hipotecados como al crédito garantizado y en su virtud se establece que la hipoteca solamente puede recaer sobre bienes especialmente determinados y por suma o cantidad asimismo indicada.
  • Grava bienes inmuebles o derechos reales sobre inmuebles ajenos y enajenables: tal como incluyen los artículos 1874 Cc y 106, 107 y 108 de la LH. Así, en virtud del artículo 106 LH podrán ser hipotecados: los bienes susceptibles de inscripción, y los derechos reales enajenables, puestos sobre los mismos bienes.
  • Es un derecho de realización de valor: el acreedor hipotecario, puede perseguir los bienes y utilizar su derecho de realización del valor, aunque éstos hayan pasado a manos de terceras personas, tal y como se desprende de los artículos 1858 Cc y 129 LH.

Obligaciones garantizadas con hipoteca

freightliner-385677_640Tal y como expresan los artículos 1.861 del Código civil y el 105 de la Ley hipotecaria, la hipoteca <<puede asegurar toda clase de obligaciones, ya sean puras, ya estén sujetas a condición suspensiva o resolutoria>>

El hecho de que la hipoteca sea un derecho de realización de valor, exige que el crédito asegurado consista en una obligación pecuniaria o que sea reducible a ella, puesto que la finca hipotecada sólo puede proporcionar dinero con su venta, sólo indirectamente puede asegurar el incumplimiento de una prestación no dineraria, al asegurar la responsabilidad derivada del incumplimiento.

Es indispensable que se fije el importe de la prestación garantizada así como sus intereses si se hubiesen pactado (art 12 LH) o en caso de la denominada hipoteca de seguridad, que se determine la cantidad máxima de que responda la finca y el plazo de duración, tal como se desprende del artículo 153 LH.

Derechos del acreedor antes del vencimiento de la hipoteca

  • Facultades de conservación del valor de los bienes hipotecados: El acreedor hipotecario dispone de los siguientes medios para evitar que se produzca ninguna merma en el valor del bien hipotecado:

                – La acción de devastación: artículo 117 LH, otorga al acreedor hipotecario, la denominada acción de devastación, en el caso de que la finca se deteriore disminuyendo de valor por dolo, culpa o voluntad del dueño, la facultad de solicitar del juez que ordene a aquel a hacer o no hacer lo que proceda para evitar o remediar el daño. Si el propietario insiste en su conducta perjudicial, el juez puede poner el inmueble bajo administración judicial.

                   – El vencimiento anticipado del crédito: aparece regulado en el artículo 1129.3º C.c según el cual el deudor perderá el derecho a utilizar el plazo, es decir que la deuda vencerá anticipadamente, si el deudor no sustituye inmediatamente las garantías disminuidas o desaparecidas por otras nuevas e igualmente seguras.

                      – Dentro de los procedimientos concursales al acreedor hipotecario además le asiste un doble derecho: el de abstención y el de ejecución separada.

  • Los derechos de preferencia y de prioridad del acreedor hipotecario:

– Preferencia del crédito hipotecario: es la facultad que tienen determinados acreedores para cobrar con preferencia a otros sobre un bien o bienes del deudor común y, en consecuencia, una derogación del principio de igualdad de los acreedores, que tiene su razón de ser en la naturaleza del crédito.

– La prioridad y el rango hipotecario: para establecer el orden entre las diferentes hipotecas se acude a la regla “prior tempore potior iure”, que viene a decir que el primero en el tiempo tiene un derecho más fuerte. De este modo la prioridad la determina la fecha de inscripción de la hipoteca en el Registro. La prioridad afecta a las hipotecas en el sentido de que las más antiguas tienen preferencia sobre las más modernas.

La acción real y la acción personal en la ejecución hipotecaria.

Una vez vencido el crédito, si el deudor no lo satisface, el acreedor hipotecario puede ejercitar el derecho de realización del valor a través de la enajenación del objeto gravado, para obtener con su importe la cantidad que le es debida.

Es preciso distinguir dos elementos: el crédito y la hipoteca con carácter accesorio respecto del otro. En el aspecto de la efectividad, el elemento del crédito origina la correspondiente acción personal, que conduce a la realización dineraria sobre los bienes del patrimonio del deudor (artículo 1911).

Del elemento garantizador de la hipoteca, deriva la correspondiente responsabilidad real, la cual se consigue por el ejercicio de la acción hipotecaria, de carácter real y hecha valer a través de una variedad de procedimientos de ejecución.

Las principales diferencias entre ambos tipos de actuaciones son:

  • La acción personal se dirige contra el deudor u obligado personalmente; la acción real hipotecaria se dirige contra los bienes.
  • La acción personal se dirigirá contra cualquiera de los bienes del patrimonio del deudor (artículo 1911 Cc <<del cumplimiento de la obligaciones responde el deudor con todos sus bienes presentes y futuros)
  • Mediante la acción personal se solicita al Juez que se dicte una sentencia de condena al cumplimiento de una obligación dineraria, cuyo cumplimiento forzoso tendrá lugar en los trámites de ejecución de la sentencia de condena; la acción hipotecaria persigue una actividad procesal para obtención de una suma de dinero mediante la enajenación por precio de la cosa hipotecada.
  • La acción real hipotecaria prescribe a los veinte años (artículo 1964 XX y 128 LH <<la acción hipotecaria prescribe a los veinte años contados desde que pudo ser ejercitada>> y la acción personal prescribe a los quince años (artículo 1964 Cc)

La hipoteca se extingue por: a) La extinción del crédito cuyo cumplimiento o garantiza; b) por la extinción del derecho real en que consiste la propia hipoteca (destrucción del bien dado en garantía inmobiliaria, expropiación forzosa, consolidación, etc.

 

Cancelación de la hipoteca

La hipoteca es un derecho real de constitución registral, por lo que su cancelación económica deberá de ser acompañada por el asiento de cancelación en el Registro de la Propiedad, tal como se indica en el artículo 144 de la Ley Hipotecaria.

El artículo 76 LH establece con carácter general que las inscripciones, en cuanto a terceros, no se extinguen sino por su cancelación o por la inscripción de la transferencia del dominio o derecho real inscrito en favor de otra persona.

  • LA PRENDA

La prenda (o pignoración) es otro derecho real de garantía que puede constituir el acreedor sobre un bien mueble para asegurar el pago de una deuda y que no puede ser incluido en los supuestos de hipoteca mobiliaria.

Caracteres:bangle-390578_640

  • Es convencional: surge entre las partes, no hay prenda legal, ni judicial.
  • Es especial: se debe mencionar el importe del crédito y una designación detallada de la cosa.
  • Es un derecho real; se tiene sobre la cosa sin respecto a determinada persona.
  • Se ejerce sobre bienes muebles y sobre deudas activas.
  • Es indivisible.

El objeto de la prenda debe ser una cosa mueble presente, determinada o determinable y que sea susceptible de comercio (artículo 1.271, 1.273, 1.861, 1.864 del Código Civil). Respecto de las cosas futuras sólo cabe promesa de prenda porque no puede ser entregada y que carece de las virtudes de los derechos reales (artículo 1.863 y 1.864 en relación con el 1.862 CC). Con carácter general, en este punto tener en cuenta los casos especiales en que la rentas se consideren como muebles del artículo 336 CC, puesto que no sería posible la prenda sino otra forma de garantía.

Bienes que pueden ser objeto de prenda

Sobre la identificación de los bienes que pueden ser objeto de prenda, inicialmente sólo se admitió a los bienes muebles corporales. Por la configuración histórica de este derecho, materializada por el artículo 1.864 CC. Sin embargo, la interpretación literal de este artículo se ha ido flexibilizando. A partir del artículo 1.868 CC que prevé “Si la prenda produce interés…”, se intuía una posibilidad de reconocer a la prenda un objeto distinto de los bienes muebles corporales. Se admitió así la prenda sobre créditos titulizados, con base documental. Así expresamente se reconoce la prenda de derechos de valores cotizables en el artículo 1.872 CC, pero también en el artículo 106.1 y 132 de TRLSC, si bien debido a la densidad de la materia esta posibilidad no será desarrollada en este post.

Hay diferentes formas de constituir la garantía real que se pretende: La prenda ordinaria, la prenda sin desplazamiento. Cada una de estas tiene sus características y efectos diferenciados, tal y como señala la Dirección General del Registro y Notariado (RDGRN 18 de marzo del 2008 entre otras), son garantías diferentes.

La prenda ordinaria: La prenda ordinaria exigiría la traslación posesoria del bien objeto de garantía (1.863), si bien este requisito de traslación se ha ido flexibilizando. Así La prenda ordinaria se constituye con el único requisito de forma de traslación material de la cosa, el cual puede sustituirse por una traditio ficta realizada por medio de la comunicación efectiva al deudor.

Nuestro Código civil refuerza la exigencia de forma para que la prenda ordinaria sea oponible a terceros: exige la constancia en documento público de la fecha de constitución (1.865 CC). Si bien, es un requisito de eficacia y no de constitución.

En cuanto a la concurrencia de créditos, el crédito garantizado con prenda ordinaria, oponible a terceros goza de la preferencia general del artículo 1.922 y 1.924 CC.

 

La prenda sin desplazamiento: la principal diferencia que aporta la Prenda sin desplazamiento strictu sensu es que se puede inscribir en el Registro de Bienes Muebles.

Sobre los requisitos de constitución de la Prenda sin desplazamiento, requiere la constitución de en documento público. Esta se puede hacer por escritura pública o por póliza intervenida. La póliza tiene el beneficio de la no sujeción del impuesto de actos Jurídicos Documentados.

Sobre la procedencia de su inscripción en el Registro de Bienes Muebles es preciso añadir que,  la consideración de que estamos ante una garantía real, que lleva implícito la repersecución del bien objeto de garantía, y por lo tanto la sujeción del mismo a la satisfacción del crédito garantizado. Esta eficacia real sólo puede alcanzarse con un sistema de publicidad registral con efectos frente a terceros y con un procedimiento ágil de realización del bien. En este sentido, la única forma de asegurar un rango entre acreedores y evitar conflictos de preferencias, es acudir a la publicidad registral con fuerte efectos frente a terceros. Esto es el Registro de Bienes Muebles basados en principios propios de los Registros Inmobiliarios (inoponibilidad, fe pública, legitimación, prioridad).

 

Realización de la garantía.

Con carácter general respecto a la prenda cabe el procedimiento notarial de ejecución del artículo 1872 sin necesidad de pacto alguno, o bien el del 322 de CdeCom en caso de prenda sobre valores negociables. Y caben, además, los procedimientos prevenidos en la LEC, bien sea el declarativo ordinario, bien el ejecutivo ordinario, bien el de ejecución de bienes especialmente hipotecados o pignorados de los artículos 681 y ss. LEC.

La principal limitación para al acreedor que se establece en estas garantías reales es la prohibición de apropiación por el acreedor de los bienes sujetos a garantía. Esa prohibición es lo que se llama Pacto Comisorio, y se consagra como un elemento característico de las garantías reales de prenda e hipoteca.

 

Fuentes:

-“Nota Informativa sobre la Instrucción emitida por la Dirección General de Registros y el Notariado de fecha de 12 de mayo del 2012, en la sección de Novedades Mercantil de su web oficial. Mayo 2012.

Pignoración y prenda de créditos”. Sección publicaciones de la web elderecho.com

“Algunas consideraciones sobre avales y garantías”. Sección publicaciones Banco de España www.bde.es