calculator-925385_960_720

Comprobaciones antes del cierre del ejercicio

De cara al final de año siempre nos encontramos con que, por norma general, se produce también el final del ejercicio de las sociedades. De cara a ello hemos de irnos preparando para el cierre anual, proceso que la mayoría de las sociedades suele hacer a lo largo del primer trimestre del año.

 

Por todo esto vamos ha hacer un pequeño resumen sobre determinados pasos a tener en cuenta a la hora de enfrentar el cierre del año para la empresa.

 

En primer lugar hemos de hablar de nuestros clientes; hemos de tener en cuenta que efectivamente el saldo con clientes es el correcto y no hay ninguna factura pendiente de envío. De igual manera hay que tener en cuenta si hay clientes que tengan que pasar a dudoso cobro.

 

Tras ello tendremos en cuenta proveedores y acreedores; tendremos que comprobar que efectivamente se han recibido todas las facturas del año y no queda ninguna pendiente; y de igual modo hemos de recordar la periodificación de los gastos a repartir en varios ejercicios. Si tenemos facturas referidas al ejercicio que estimamos que recibiremos a lo largo del próximo ejercicio, debemos contabilizar la estimación del importe que nos facturarán.

 

Se hace la valoración de existencias, realizando el asiento de variación de existencias y comprobando si existen caídas de valor de las mismas.

 

Se repasarán los distintos impuestos presentados a lo largo del ejercicio; pudiendo aprovecharse para, por un lado, ir adelantando el resumen anual de los distintos modelos presentados, y por otro lado tener en cuenta que en el último trimestre podrán corregirse errores cometidos a lo largo del ejercicio.

 

En el campo de los sueldos y salarios se hará la comprobación de que tanto nóminas, como extras, como atrasos han sido correctamente abonados y, del mismo modo, correctamente contabilizados.

 

En cuanto a las cuentas financieras,  hemos de hacer un arqueo de caja para ver que efectivamente cuadra con contabilidad y se efectuarán las conciliaciones bancarias, con estas últimas lo que haremos será cotejar los saldos de contabilidad y el dinero que tenemos en las cuentas bancarias. En caso de que en las conciliaciones bancarias quedase algún importe pendiente ha de explicarse e indicarse cuando se va a producir la contabilización de la partida pendiente. De igual modo habrá que tener en cuanta los cambios de plazo (corto o largo) de los préstamos existentes y periodificación de gastos e ingresos financieros que se devenguen en el ejercicio.

 

Para el inmovilizado se tendrán que comprobar que efectivamente está contabilizado el inmovilizado existente en la compañía, teniendo en cuenta las altas y bajas que se hayan podido producir, y efectuar y comprobar las amortizaciones que se tengan que llevar a cabo. De igual modo se tendrán que comprobar y contabilizar el inmovilizado en curso que pudiese existir.

 

Este es un pequeño resumen de los puntos a tener en cuenta  a la hora de acercarnos al final del año para después afrontar el cierre en los primeros meses del año.