En toda comunidad de propietarios hay que tener en cuenta un factor, que afecta tanto a la calidad de vida de los residentes como a los gastos que tienen los residentes en un edificio, ese factor es la llamada eficiencia energética.

La eficiencia energética básicamente podríamos definirla como una búsqueda de ahorro de energía por medio de la optimización de los recursos, entendiendo en este caso como recursos a  las instalaciones que tenga la construcción o que se instalen en la construcción precisamente en búsqueda de ese ahorro de energía.

Para buscar la eficiencia energética en una comunidad de propietarios, vamos a incluir a continuación un resumen de los puntos en los que nos tendremos que fijar en nuestra comunidad para mejorar la eficiencia.

Calefacción

En primer lugar hemos de hablar de la empresa encargada del mantenimiento de esta, deberíamos solicitarle que haga un informe de la sala de calderas describiendo el estado y el funcionamiento de la instalación; siendo recomendable que en el caso de cambio de caldera se opte por calderas de condensación y de baja temperatura.

De igual manera, es preferible tender a cambiar los equipos individuales por sistemas centralizados y de elevada eficiencia energética, con especial atención en los aislamientos y a los informes antes indicados que se deberían efectuar.

Igualmente, habría que valorar los diferentes precios que pudiese haber en los suministradores de combustible a efectos de ahorro desde el punto de vista tarifario y teniendo en cuanta igualmente que sea quien ofrezca mejores servicios energéticos.

A efectos de ahorro energético, sería interesante sectorizar el inmueble, de modo que podamos conocer las diferentes condiciones en las distintas zonas de la propia edificación

Iluminación

En el punto referido a la calefacción hacíamos referencia a la sectorización del edificio, en el caso de la iluminación será recomendable su aplicación, mediante la instalación de sensores de luminosidad para conocer la iluminación de la zona y que ello se regule automáticamente en función de la iluminación natural. Todo ello, a su vez, ha de estar asociado con el uso de temporizadores y detectores de presencia, lo que hará que se reduzca el consumo energético que estaba asociado al uso de una luz encendida innecesariamente.

De la misma manera, se recomienda el uso de colores claros en las paredes y en el techo de las zonas comunes, el uso de bombilla de bajo consumo y no solo tener en cuenta el factor estético, sino valorar el rendimiento luminoso de los elementos de iluminación y el consumo de ellos.

Agua

Es recomendable que nos decantemos por el uso de grifería monomando que permita regular la temperatura y el caudal de agua, lo que evidentemente permitirá una reducción del consumo. La eficiencia energética de la instalación ha de ser controlada, como ya indicamos en el caso de la calefacción y, evidentemente, con estrecha relación con ella, por un buen servicio de mantenimiento que sea ágil en las reparaciones de las averías.

Tendremos en cuenta, a la hora de hablar de la ACS (Agua Caliente Sanitaria), que la posibilidad de poder emplear energía solar implicaría un importante ahorro de energía en su producción. En general sería interesante que se afronten las instalaciones de limitadores de caudal, que implicaría una reducción del consumo de agua, eléctrico o de gas y con ello una reducción en el coste de todas esas facturas

Ascensores

La principal medida de eficiencia energética a aplicar asociada al uso de los ascensores se basa en un uso coherente de él, es decir, usarlo cuando realmente sea necesario. Del mismo modo se ha de tender a que la luz interior del ascensor permanezca apagada cuando el ascensor esté parado.

Igualmente, en  caso de tener varios ascensores, será recomendable llamar solo a uno, evitando así un consumo eléctrico totalmente innecesario.

Mantenimientos

Toda instalación comunitaria, ya hablemos de ascensor, de las instalaciones de calefacción, de ascensores, de agua o, si las hubiese, de piscinas, jardines etc., tiene necesidad de un mantenimiento periódico que asegure su correcto funcionamiento. Ese correcto funcionamiento aseguraría una mayor vida útil de los distintos elementos de la comunidad y llevaría consigo una reducción de los costes.

Para todo ello es vital que empresas capacitadas, expertas y eficientes sean las encargadas de la llevanza de dicho mantenimiento; esto último es de vital importancia, de ahí nuestra insistencia en ello.

Certificado Energético

En este caso, aprovechando la siempre existente posibilidad de que se venda/alquile algún piso o local del edificio, sería muy interesante que se lleve a cabo la obtención del certificado energético de todo el inmueble. La obtención de dicho certificado hace que se tenga de primera mano la información sobre la situación real y general a nivel energético del inmueble.


Para terminar, asociado a lo indicado en último lugar en relación al certificado energético y de cara a asegurarnos una mejor eficiencia energética, es recomendable que se llevan a cabo auditorias energéticas, que precisamente serán las que nos dirán el estado de nuestras instalaciones y conocer las pautas a seguir paen el mantenimiento y correcto funcionamiento de las mismas o incluso mejorarlo.