La responsabilidad de los administradores no prescribe