electric-690791_640

Tratamiento de las ayudas del plan PIVE en el IRPF

Continuamente escuchamos, leemos y vemos en los medios de comunicación anuncios de vehículos donde nos hablan del plan PIVE, nombre con el que conocemos al Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente en sus distintas “ediciones”. El objetivo de eses distintos planes PIVE ha sido la promoción, por medio de ayudas estatales, de la compra de modelos de automóviles que sean de alta eficiencia energética, favoreciendo de ese modo un sector estratégico como es el sector de automóvil.

 

Como todo tipo de ayuda de este estilo que ha existido históricamente (recordemos el plan RENOVE de los años noventa que es el precursor de este tipo de ayudas), las partidas presupuestarias del Estado destinadas al plan PIVE se han renovado continuamente, por ello hemos oído hablar de hasta de plan PIVE 5, plan PIVE 6, y así sucesivamente.

 

Todo esto está claro, pero en estas fechas siempre surge una duda: ¿qué pasa con mi declaración de la Renta? Pues vamos a ello para saber lo que sucede con estas ayudas.

 

Las ayudas del plan PIVE a la adquisición de vehículos se consideran una subvención, una subvención que además no está exenta de IRPF; su tratamiento será el mismo que el que se tendría en el caso de una subvención pública para la adquisición de una vivienda. Pues bien ¿qué implicación tiene ello?, pues que estamos ante una ganancia patrimonial que no procede de la venta de un elemento patrimonial, lo que se traduce en que tendremos que incluir esa ayuda del plan PIVE en la Base Imponible General, estando sujeto al tipo marginal.

 

Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de realizar la declaración de la renta, ya que se corre el riesgo de no incluir dicha ayuda incurriendo de este modo en un error a la hora de presentarla

 

Para cualquier consulta sobre esta temática podéis poneros en contacto con nosotros a través de info@aclunia.es